viernes, 26 de julio de 2013

Los lobos



"Los lobos hacen jauría que es poesía de voracidad..."  San Cosme y San Damian. Enrique Bunbury.



Quince lunas y aun no te he encontrado.
Cincuenta perros me han mordido mientras esperaba al lobo.

Voy apaleando montañas en su busca,
barriendo bosques llenos de sombras...
Puede que equivoque la sangre,
que no sepa interrumpir mi ansia.

Que un lobo no me mordió
y ahora le busco para suplicarle que lo haga.
Necesito creer que en su saliva
se halle el veneno 
que me me convierta en un servidor más
del mutismo de la noche.

Y poder aullar la pena a coro
en noches brillantes,
tentar a la una con canciones
a que baje a bailar
en el centro de círculos de ojos brillantes.

Vivir galopando entre el cielo y los árboles...
no tener más amo que viento,
mas ley que la piel
y menos patria que la oscuridad.

Recorro lágrimas por su muerte,
sigo regueros de roja rabia
y vomito el odio
que la muerte provocada hace latir
en los cielos sin lamentos.

Vivir,tal vez, arrasando los montes,
soñando entre jadeos con aullidos roncos.
Ser un animal sin corrales ni pastores,
libre lejos del terror humano.

 ¡Que triste estás lobo en tu pena!
 ¡Déjame , déjame acariciarte el corazón!



3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. No sé exactamente qué tiene este animal para atraer nuestra de atención de una manera tan potente. En cualquier caso, construyes imagenes que ayudan a seguir conformando una constelación de aullidos en la que no está todo dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los lobos son animales mágicos.El porqué no lo tengo claro, sólo sé que me que me fascinan...
      Gracias por tu comentario.
      Un besazo!!

      Eliminar