viernes, 5 de julio de 2013

Ningún atardecer.



El poeta es como ese príncipe de las nubes que frecuenta tormentas y se burla de las flechas,exiliado en la tierra y en medio de mofas,sus alas de gigante le impiden caminar.
Charles Baudelaire.


¿Qué atardecer prefieres,Sara?

Me planteo tanto escapar que cuando llega la noche,es todo tan vulgar,que utilizo la poesía como café para mantenerme con ganas de querer algún atardecer.
Tengo dos estrellas artificiales que ya no brillan,me las bebí  la noche que me desmayé en aquel cáliz de espinas.
Y todos los deseos frustrados,el lo siento,el perdona...las mentiras,la estupidez.
¡ Qué alguien me arranque el corazón ! Por favor,quiero ser insensible.Así la siguiente vez no tendré que volver a comprar un ataúd para mi vida .

1 comentario:

  1. (Não! Não consigo mais cumprir promessas)

    ResponderEliminar